Consejos de fotografía para propietarios

Consejos de fotografía para propietarios

Fotografía de interiores para vender tu casa

Si sigues nuestro blog sabrás que, en ocasiones anteriores, te he hablado sobre técnicas para vender tu piso más rápido y al mejor precio posible.

Uno de los temas recurrentes en esos artículos, es la importancia de la fotografía de interiores, o fotografía de pisos, a la hora de promocionar una vivienda.

Lo que no había hecho (hasta ahora), era hablar sobre técnicas y consejos fotográficos para que, sin ser profesional, consigas retratar tu vivienda de la forma que se merece.

Solo necesitas sacar tu parte más creativa y perder el miedo a probar algo nuevo.

Fotografía inmobiliaria para "no fotógrafos"

fotografo de interiores pisos

En internet encontrarás cientos de tutoriales en los que explican cómo realizar fotografías profesionales de interiores de casas, usando una cámara réflex en modo manual.

El problema, al menos para mí, es que para los que no somos fotógrafos profesionales de interiores, o nunca hemos hecho fotos con una cámara de este estilo, cuesta entender su funcionamiento.

En las siguientes líneas podrás leer cómo una persona como yo, sin conocimientos previos de fotografía, aprendió a hacer fotos de pisos de cierta calidad, desde cero.

¿Qué equipo es mejor para hacer fotos en interiores de pisos? Cámara réflex o teléfono móvil.

fotografia profesional de interiores

Como agencia inmobiliaria, somos conscientes de la importancia de disponer de buenas imágenes a la hora de vender un piso o una casa.

Por ese motivo, desde hace algunos años, contamos en nuestro equipo con una fotógrafa profesional especializada en interiores, decoración y promoción inmobiliaria.

Pero no siempre estuvo ahí. Cuando empecé en el sector, tuve que buscarme la vida para conseguir fotos atractivas de las casas que iba a vender.

¿Pero qué cámara debía comprar? ¿Podía utilizar la cámara que usaba en vacaciones?

Y aquí surge la primera dificultad: qué cámara utilizar. Puede que ya tengas una cámara réflex o una compacta en casa. Si es así, sigue leyendo. Más adelante te explicaré algunas técnicas para que puedas sacarla del armario.

No obstante, en este punto quiero centrarme en si es mejor hacer fotos con el teléfono móvil o si, por el contrario, hace falta aprender a utilizar una cámara réflex o una compacta para conseguir mejores fotografías del interior de tu casa.

Todos nuestros clientes disfrutan de un plan de marketing a medida que incluye la preparación de su vivienda para la venta y un reportaje fotográfico profesional.

Lo cierto es que, como sabrás, en los últimos años las empresas fabricantes de teléfonos móviles han equipado sus modelos más premium con cámaras fotográficas de gran calidad.

Cámaras de entre 12 y 20 megapixeles, dobles cámaras capaces de captar blancos, negros y colores por separado, y diafragmas con aperturas inferiores a f2 que nos permiten conseguir fotografías aceptables, incluso con poca luz.

Al tratarse de una cámara que debe ser instalada en un espacio tan pequeño, es difícil igualar la calidad de las cámaras réflex debido al tamaño del sensor, que es el encargado de captar la luz y procesar la información de la fotografía.

Y ahí está la clave. El tamaño del sensor determinará con qué dispositivo obtendrás mejores fotografías.

Si tienes la gran suerte de poder fotografiar tu vivienda con abundante luz natural, es muy posible que puedas obtener resultados muy dignos con un teléfono móvil.

Eso sí. Cuando en fotografía de interiores hablamos de hacer fotos con un teléfono, no nos referimos a cualquier modelo. Lo ideal será tener a nuestro alcance alguno de los móviles más top del mercado, con cámaras de altas prestaciones.

Por otro lado, si tu propiedad no dispone de luz natural, o muchas de sus estancias son interiores, va a ser muy difícil que obtengas fotografías de calidad por muy buena que sea la cámara del teléfono.

En esos casos, una cámara fotográfica que podamos utilizar en modo manual y con un sensor más grande, te va a resultar de gran ayuda.

¿Son importantes los Megapíxeles de mi cámara fotográfica?

Uno de los principales errores que cometemos todos y todas al juzgar una cámara de fotos, es obsesionarnos con los megapíxeles.  

Pero cualquier fotógrafo profesional te dirá que, no por tener más millones de píxeles, la calidad de nuestras fotografías tiene que ser necesariamente mejor.

Entonces, ¿por qué son tan importantes?

El número de megapixeles nos ayudará si necesitamos ampliar nuestra fotografía por cualquier motivo. Por ejemplo, si necesitas imprimir un póster para un evento o si, por motivos decorativos, necesitarás una ampliación para colgar en una pared de tu casa. 

En el caso que nos ocupa, si lo que buscamos es realizar fotografías para los distintos portales inmobiliarios, será suficiente cualquier cámara a partir de 12 megapíxeles.

Aprovecha al máximo la luz natural

interiores de casas

La palabra fotografía, etimológicamente quiere decir algo así como dibujar/escribir con luz. Y como veremos más adelante, en la fotografía de interior o fotografía inmobiliaria, la luz lo es todo.

Puedes utilizar fuentes de luz artificiales, o fuentes de luz naturales. Mi consejo es que, siempre que sea posible, utilices luz natural.

Aprovecha las horas en las que tu vivienda recibe más luminosidad y saca el máximo partido posible a las estancias exteriores.

En cambio, para balcones, terrazas y patios, debes evitar la luz intensa. Aprovecha las primeras horas del día o las últimas. Así conseguirás bonitos cielos, y colores cálidos y agradables.

El Ruido en fotos interiores

fotos interiores de casas

Seguro que alguna vez has visto una fotografía en la que se ven unos puntitos, que le dan una textura diferente. Estos puntitos hacen que la imagen tenga menos detalle y, en algunos casos, eso es sinónimo de poca calidad.

Y digo algunas veces, porque muchos fotógrafos profesionales utilizan ese efecto para dar un toque más artístico a sus creaciones. Pero no es nuestro caso.

En fotografía de interiores, necesitas imágenes nítidas, con buena definición y que transmitan luz y claridad.

Ese grano que aparece en las fotos lo llamamos ruido, y aparece en nuestra imagen cuando utilizamos algo llamado ISO, en valores muy elevados.

La sensibilidad ISO nos permite indicar al sensor de la cámara la cantidad de luz que debe recoger y, a no ser que dispongamos de una cámara profesional, no deberíamos superar valores de entre 400 y 800. Esta situación es muy común cuando trabajamos con cámaras en modo automático.

Si tienes tiempo, puedes hacer la prueba disparando una fotografía con tu teléfono móvil o con una cámara compacta, en una situación de poca luminosidad y en modo auto.

Pueden pasar dos cosas. O todo sale movido y tu imagen tiene poco ruido, o todo sale más o menos enfocado pero la imagen tiene muchísimo grano.

Entonces, ¿podemos compensar ese ruido de forma sencilla? La respuesta es sí, y la tienes a continuación.

Velocidad de obturación y Diafragma

Quizás sean los dos elementos más importantes a la hora de realizar una fotografía de interiores. Si tenemos claro que debemos reducir el valor de la sensibilidad del sensor (ISO) por debajo de 800 (dependiendo de la cámara), deberíamos captar más luz de otra forma.

En primer lugar pon tu móvil (si tiene la opción) o tu cámara réflex en modo manual y asegúrate de que la f (diafragma) está en un valor entre f4 y f5.6.

De ese modo, estarás abriendo el diafragma al máximo sin perder foco, permitiendo una mayor entrada de luz en el sensor.

En segundo lugar debes modificar la velocidad de obturación. Este número se indica de la siguiente manera 1/60, siendo 60 el valor que debemos modificar.

Cuanto más alto sea este número, menos tiempo estará expuesto el sensor y recibirá menos cantidad de luz. Por tanto, necesitas llevar ese valor por debajo del valor 1/60.

En una cámara réflex es posible que con valores cercanos a 1/15 sea suficiente para conseguir la luz que necesitas. Eso sí, cualquier movimiento que hagas hará que nuestra fotografía aparezca desenfocada.

Al disparar en estos valores será imprescindible utilizar un trípode y, si la velocidad es extremadamente baja, necesitaremos un disparador remoto o programar la cámara para que dispare con el temporizador.

Lo ideal es que hagas algunas pruebas para encontrar el valor ideal, manteniendo el diafragma abierto  y reduciendo el ISO al máximo.

¿Cómo saber si mi fotografía está bien iluminada?

En el caso de una cámara réflex, debes fijarte siempre en el exposímetro o fotómetro. Te dejo una imagen más abajo para que lo puedas identificar rápidamente.

Cuando haces un primer click en la cámara sin llegar a disparar (medio recorrido), la cámara enfocará y, al mismo tiempo, medirá la luz. En el exposímetro de la cámara debes buscar el valor 0, que te indicará la correcta exposición de la fotografía.

Recuerda que si apuntas hacia el punto más iluminado de la habitación, la foto saldrá oscura, y si mides la luz en el punto más oscuro, la foto saldrá demasiado iluminada. Haz algunas pruebas hasta encontrar el lugar perfecto para medir la luz.

Recuerda que no estamos buscando convertirnos en fotógrafos profesionales. En nuestro caso, el método prueba-error nos permitirá adecuar los parámetros de la cámara a nuestras necesidades.

Medidor de exposición

fotografia de interiores grupo tu inmobiliaria

En interiores, fotografía con Flash.

Si todo lo que has leído hasta ahora te parece demasiado complicado, existe una alternativa a la hora de realizar fotografías en interiores con poca luminosidad.

Prácticamente todas las cámaras reflex tienen incorporado un flash. Eso sí. A la hora de utilizarlo en tus fotografías, ten en cuenta lo siguiente.

En primer lugar, antes de disparar, comprueba no estar enfocando a ningún espejo o superficie reflectante. Debemos evitar los reflejos en nuestras fotos siempre que sea posible.

En segundo lugar, es recomendable utilizar un difusor para nuestro flash integrado.

Así conseguirás una luz más suave y un resultado mucho más natural en tus fotografías, solucionando el problema en las zonas de nuestra vivienda con menor luminosidad.

En este vídeo, Antonio Sorlozano explica de una forma muy sencilla cómo sacarle el máximo partido al flash de la cámara.

Conclusiones

Para conseguir buenas imágenes de tu vivienda, debes dedicarle tiempo y tener paciencia. Nadie obtiene resultados profesionales a la primera.

Aprovecha al máximo la luz natural, utiliza tu cámara en modo manual y dedica unos minutos antes de cada foto para conseguir la composición perfecta.

Recuerda que si estás pensando en vender o alquilar tu vivienda, unas buenas fotografías de tu piso pueden ayudarte a conseguirlo en menos tiempo, despertando el interés de posibles compradores o inquilinos.

Existe una gran oferta de inmuebles en el mercado y es necesario destacar para conseguir resultados.

Si crees que esto de la fotografía no es lo tuyo, no te preocupes. Puedes contratar a algún fotógrafo profesional especializado en fotografía de interiores para que te ayude.

Y si has decidido poner tu piso a la venta con una agencia inmobiliaria, asegúrate que utilice fotografías de calidad en sus anuncios.

Resumen
Consejos de fotografía para vender un piso
Nombre del Artículo
Consejos de fotografía para vender un piso
Descripción
Consejos sobre fotografía de interiores, fotografía de pisos y sobre cómo aplicarla a la promoción y venta de viviendas.
Autor
Publicado por...
Grupo Tu Inmobiliaria

Deja un comentario