Housell y otras 4 inmobiliarias digitales que deberías conocer

Housell y otras 4 inmobiliarias digitales que deberías conocer

Hace mucho tiempo que quería escribir un artículo sobre este tema. Las inmobiliarias digitales como Housell son jóvenes, pero no son nuevas.

Eso sí, quería esperar a tener suficiente información y ver cómo se posicionaban en el mercado para poder ser lo más riguroso posible en mi opinión.

Y por eso, antes de empezar con el tema y para ponernos en contexto, es importante entender qué es una proptech.

Y es que tanto Housell como el resto de inmobiliarias digitales, se han situado en esta categoría debido a su modelo de negocio.

El término proptech es el resultado de unir “propiedad” y “tecnología”. Dos palabras que hasta hace muy poco no se llevaban muy bien.

Dicho término agrupa a todas las empresas que trabajan con propiedades y su sistema se basa principalmente en la tecnología.

Algunos ejemplos son los portales inmobiliarios, las empresas de marketing digital especializadas en el sector y más recientemente, las inmobiliarias digitales.

¿Cómo funciona Housell y por qué es diferente al resto de inmobiliarias digitales?

El mensaje de estas proptechs es claro. Con ellos ahorras, y mucho.

Durante años, las agencias inmobiliarias tradicionales han sido duramente criticadas por sus honorarios. Para muchos excesivos, para otros justificados.

En mi opinión, los honorarios de cualquier profesional son altos o bajos en función de lo que aportan a su cliente. Y por eso creo que ni todas las inmobiliarias tradicionales son caras, ni todas las digitales son baratas.

Aparentemente, tanto Cliventa como Housell, como Housfy o Propertista cobran unos honorarios muy inferiores a los de las inmobiliarias tradicionales.

Encontramos tarifas desde los 1000 euros hasta los 5000 euros, lo que puede suponer en algunos casos un ahorro de hasta el 70% para quien quiere vender su propiedad.

¿Pero de qué sirve pagar tan poco, si los resultados no son buenos?

Y ahí es donde según mi opinión, reside la clave para saber si este tipo de intermediario inmobiliario es para ti.

Housell, por ejemplo, entendió que aún era pronto para un servicio 100% digital. Así que contrató a un equipo de más 70 personas solo para atender a propietarios y compradores.

Y no hablo de atención telefónica. Me refiero a un asesor o asesora que acompaña a los compradores, o que visita tu propiedad a la hora de valorarla.

“…ni todas las inmobiliarias tradicionales son caras, ni todas las inmobiliarias online son baratas.”

No todas ofrecen este servicio. Housell sí lo hace y puede que ese sea uno de sus valores diferenciales.

No obstante, como alguien que lleva en el sector inmobiliario más de 15 años, me surge una duda para la que no tengo respuesta.

Si el volumen de viviendas vendidas en 2018 por Housell (según sus datos) fue de más de 4000, quiere decir que cada asesor tendría que dar servicio a más de 60 propietarios y acompañar a más de 20.000 personas a visitar pisos.

Es decir, de media los asesores de Housell pueden dedicar poco más de 2 horas a la gestión de una vivienda. Y es ahí cuando sus honorarios empiezan a parecer menos interesantes, sobretodo si los comparo con el tiempo que dedicamos nosotros.

Sé que no son datos reales ya que muchos propietarios y compradores optan por no utilizar este servicio.

Pero he encontrado algunas opiniones en internet que han hecho saltar mis alarmas.

Por ejemplo la de Sincero, un propietario que cuenta cómo el asesor se comprometió a acompañarle el día de la firma de escritura pública y parece que no cumplió.

Como siempre no hay que creerse todo lo que se dice en internet. Housell respondió rápidamente y estoy seguro que no fue algo intencionado.

Pero lo que me preocupa es que algo tan importante como acompañar a tus clientes el día de la firma, no sea una obligación para el asesor.

En nuestra agencia inmobiliaria trabajan 9 asesores. Cada uno de ellos gestiona una media de 30 inmuebles al año.

Además, igual que Housell, tenemos un departamento de marketing que se encarga de llevar a cabo la publicidad.

Esto quiere decir que podemos dedicar más de 50 horas a gestionar cada una de las viviendas de nuestra cartera. Menuda diferencia ¿verdad?

¿Eran necesarias las inmobiliarias digitales?

Sí. Sin duda. Eran, son y serán necesarias. Y a continuación te explico por qué.

Las inmobiliarias digitales han conseguido dos cosas realmente importantes.

La primera es poner en evidencia las carencias del sector en cuanto a su forma de dirigirse a un usuario cada vez más digital.

Esto ha ayudado a que muchas de las inmobiliarias más tradicionales hayan empezado a darse cuenta de la importancia de tener presencia en internet.

En segundo lugar, las inmobiliarias online han supuesto una alternativa viable y muy esperada para un perfil de cliente muy concreto, que quiere pagar lo justo por un servicio con menos prestaciones pero a la medida de sus necesidades.

Es verdad que ofrecen una gran cantidad de servicios y algunos de ellos de mucha calidad.

No obstante, para muchos propietarios y compradores, sentir que pueden contar con un asesor en cualquier momento y tener cerca una oficina a la que dirigirse, es algo que les aporta tranquilidad y confianza.

Además, para que las inmobiliarias digitales como Housell funcionen, necesitan que sus clientes tengan un carácter más proactivo.

Pero para un cliente que busca acompañamiento total, cercanía y un trato más personalizado, quizá una inmobiliaria local sigue siendo la mejor opción.

¿Existe algún peligro para el consumidor?

Lamento no poder responder a esta pregunta con un no rotundo. ¿Pero qué sector hoy en día garantiza que no puedas ser estafado o engañado?

Lo importante es no generalizar y tomar ciertas precauciones, como por ejemplo emplear el tiempo necesario para leer el contrato que vas a firmar.

No conozco esos contratos, así que no voy a entrar a valorarlos. Pero si hay algo que no me cansaré de repetir es que contrates a una inmobiliaria digital o una tradicional, lee bien lo que firmas antes de hacerlo.

Por otro lado, analizando la información de sus páginas web, he visto una diferencia bastante importante entre ellas. Y es que algunas inmobiliarias digitales solo cobran si la vivienda se vende, pero otras cobran consigan venderla o no.

No me malinterpretes. Me parece lícito que cada profesional cobre por su trabajo como mejor le parezca.

Solo te informo para que lo compruebes antes de contratar el servicio.

En el listado que encontrarás a continuación, tienes un resumen con todos los detalles que he encontrado en las webs de cada una de las 4 inmobiliarias digitales que te presento hoy.

4 inmobiliarias digitales que compiten con Housell

Housell funciona. Y como pasa siempre, cuando algo funciona surgen competidores.

La información que encontrarás a continuación ha sido extraída de sus páginas web y no puedo hacerme responsable de su veracidad.

Cliventa

Sus honorarios van desde los 3.990 euros hasta los 4.222 euros, si queremos incluir el Certificado de eficiencia energética y la Cédula de Habitabilidad.

Se definen como “La inmobiliaria online mejor valorada por sus clientes” y sus honorarios van desde los 3.990 euros, hasta los 4.222 euros si queremos incluir el Certificado de eficiencia energética y la Cédula de Habitabilidad.

De Cliventa me ha gustado mucho su imagen.

Lo que no me ha gustado tanto es que en el apartado Sobre Cliventa, se supone que debería encontrar información sobre la empresa.

En cambio, de lo que más hablan es de las comisiones de las inmobiliarias tradicionales, de que son poco transparentes y que ofrecen poco valor añadido.

Hubiera preferido encontrar información sobre su equipo, sus valores y los beneficios de contratarlos.

Pero esta es solo mi opinión.

PROS

  • Solo pagas si se vende
  • Alta visibilidad en internet
  • Plan de marketing
  • Buenas opiniones

CONTRAS

  • Honorarios elevados*
  • No disponen de acompañamiento a las visitas

Pensarás que me he equivocado al incluir en los contras los honorarios elevados.

Pero Cliventa es una agencia inmobiliaria que trabaja a nivel nacional. Y en muchas poblaciones el precio medio de una vivienda no supera los 150.000 euros.

Si sobre este precio aplicamos los honorarios de una agencia tradicional, el ahorro al trabajar con esta proptech es solo de 2.000 euros aproximadamente.

En estos casos, la idea de una inmobiliaria digital empieza a no ser tan interesante.

Propertista

Ubicada en Barcelona, Propertista tiene una propuesta low cost con un importe fijo que incluye los servicios más básicos.

PROS

  • Precio fijo
  • Tarifa low cost

CONTRAS

  • Pagas se venda o no
  • Paquete de servicios muy básico

Housfy

Con Housfy tienes dos opciones. Puedes optar por un servicio más completo y por el que no pagas nada hasta que vendes (3.990 euros), o un servicio más básico por 945 euros que pagas vendas o no.

PROS

  • Dos opciones de pago
  • Posibilidad de pagar solo cuando se venda
  • Buenas opiniones
  • Plan de Marketing

CONTRAS

  • Honorarios elevados* (mismo caso que Cliventa)
  • No disponen de acompañamiento a las visitas

Lemonkey

Lemonkey es de las pocas inmobiliarias digitales que cobran un porcentaje sobre la venta. Concretamente un 1%.

PROS

  • Plan de Marketing
  • Incluyen el alquiler entre sus servicios
  • Solo pagas si se vende

CONTRAS

  • No tienen un precio fijo
  • Pocas valoraciones de usuarios. Habrá que esperar.

Conclusiones

Lo cierto es que me ha resultado muy útil escribir este artículo. Espero que a ti también te ayude a decidir qué tipo de inmobiliaria te conviene más.

Buscar información sobre Housell y otras inmobiliarias digitales, me ha servido para extraer algunas conclusiones. Por ejemplo que no hay una opción mejor que otra. Todo depende de tus necesidades.

Si prefieres un servicio más cercano, con más dedicación y valoras tener a alguien que te acompañe y represente durante todo el proceso, quizá una inmobiliaria tradicional sea la mejor opción.

Si te gusta el trato con la gente y te ves capaz de negociar directamente las condiciones de la venta de tu vivienda, es posible que (dependiendo del precio) te salga muy a cuenta contratar los servicios de una agencia inmobiliaria digital.

Lo bueno es que ahora puedes elegir.

Me encantaría conocer tu opinión. ¿Me dejas un comentario?

Resumen
Housell y otras 4 inmobiliarias digitales
Nombre del Artículo
Housell y otras 4 inmobiliarias digitales
Descripción
Hablamos del modelo Housell y de cómo las inmobiliarias digitales se han convertido en la alternativa preferida para aquellos usuarios que no quieren o no pueden contratar los servicios de una agencia inmobiliaria tradicional.
Autor
Publicado por...
Grupo Tu Inmobiliaria

Deja un comentario