Cómo elegir inmobiliaria sin equivocarte

Cómo elegir inmobiliaria sin equivocarte

¿A punto de poner tu piso a la venta o tienes pensado empezar con la búsqueda de inquilinos?

Entonces es probable que te estés preguntando qué es mejor: hacerlo como particular o contratar los servicios de una agencia inmobiliaria.

Sinceramente, ninguna opción es perfecta. Ambas fórmulas tienen ventajas y desventajas, aunque dependerá mucho de cada caso.

Por ejemplo, no es lo mismo vender un piso con inquilinos dentro que poner a la venta una casa heredada. Tampoco es lo mismo alquilar un local comercial que una vivienda, o calcular por tu cuenta a qué precio alquilar o vender tu vivienda, que contar con la ayuda de un experto.

Eso sí. Si escoges vender o alquilar a través de un profesional inmobiliario, es importante que tengas algunas cosas en cuenta.

“La confianza es la base de nuestro negocio, el pilar sobre el que todo se sustenta.”

9 claves para elegir bien con qué inmobiliaria vender o alquilar tu piso

Antes de empezar, me gustaría aclarar que lo que encontrarás aquí, son recomendaciones basadas en nuestra experiencia y en la experiencia de clientes que han trabajado con nosotros o con otros compañeros y compañeras de profesión.

Recomendaciones que pueden resultarte útiles, sobre todo si es la primera vez que tienes que elegir inmobiliaria y no sabes muy bien por dónde empezar.

1.Posicionamiento en internet

Si vas a contratar una inmobiliaria para vender tu piso, es un plus que esté bien posicionada en internet.

Estarás de acuerdo conmigo en que el número de personas que buscan información sobre productos y servicios en la red, es cada día más representativo.

Por eso, cuanta más visibilidad tenga la inmobiliaria que contrates, más posibilidades hay de que encuentren antes al comprador o inquilino que necesitas.

2.Opiniones y reseñas

Algo que me encanta de internet, es la posibilidad de ver opiniones de otros usuarios antes de comprar un producto o contratar un servicio.

Mi recomendación es que utilices las reseñas de Google. Es muy difícil (por no decir imposible) manipularlas.

La puntuación no es tan importante como el contenido de las valoraciones, aunque lo ideal es que no esté por debajo de las 3 estrellas.

Todas las empresas tienen reseñas negativas, pero es recomendable que compruebes si la inmobiliaria responde o no cuando recibe una crítica, y cómo lo hace.

Si tratan de dar respuesta a sus clientes cuando expresan una queja o una reclamación, y lo hacen intentando ofrecer una solución, es, sin duda, una buena señal.

3.Redes Sociales

Aunque no todas las agencias inmobiliarias tienen presencia en redes sociales, o no las utilizan correctamente, siempre es bueno echarles un vistazo.

En muchos casos podrás saber un poco más de sus trabajadores, del ambiente de la oficina o del tono que utilizan en su comunicación.

Lo menos importante es el número de seguidores. Creo que es fácil entender que una inmobiliaria tiene un público muy concreto, sobre todo si se trata de una agencia de barrio.

De lo que no tengo ninguna duda, es que las redes sociales de cualquier negocio son una interesante fuente de información.

Las más utilizadas por la mayoría de inmobiliarias son Linkedin, Facebook e Instagram.

4.Equipo Comercial

vender piso con inmobiliaria

El equipo comercial de una inmobiliaria, es sin lugar a dudas uno de nuestros recursos más importantes. Su función principal es la comercialización de las viviendas y el trato directo con el cliente.

Cuando contactes con una inmobiliaria, probablemente te asignarán a un asesor o asesora que, a partir de ese momento, será la persona encargada de gestionar la venta o el alquiler de tu casa.

Por eso es crucial que te sientas a gusto y confíes en él o ella. La confianza es la base de nuestro negocio, el pilar sobre el que todo se sustenta.

5.Número de pisos en venta y alquiler

Algo en lo que la mayoría de personas piensan cuando se plantean contratar los servicios de una inmobiliaria, es en sus honorarios de agencia.

Pero muy pocas piensan en el tiempo que esta va a dedicar a la venta o alquiler de su propiedad.

Es muy importante que tengas en cuenta la relación entre el número de propiedades gestionadas por esa inmobiliaria y el número de asesores comerciales.

La gestión de una propiedad requiere tiempo. Por ejemplo, en Grupo Tu Inmobiliaria, nuestros asesores pueden gestionar a la vez hasta un máximo de 5 propiedades.

De esa forma, podemos garantizar a los propietarios que confían en nosotros la máxima dedicación en todo momento.

Descubre más sobre cómo vendemos un piso en menos de 90 días aquí

6.Los portales inmobiliarios

Hazte una idea de cómo trabaja una inmobiliaria antes de firmar un contrato o nota de encargo, visitando los portales inmobiliarios donde publica las viviendas que tiene en cartera.

Presta especial atención a la calidad de las fotografías, las descripciones y, sobre todo, al posicionamiento dentro del portal.

Más del 70 % de potenciales compradores buscan piso en estos portales inmobiliarios, por lo que es imprescindible que tu inmobiliaria sepa cómo utilizarlos.

Los principales portales inmobiliarios son Fotocasa y Habitaclia.

7.Plan de Marketing

elegir inmobiliaria

Atravesamos un momento en el que la oferta inmobiliaria supera a la demanda, algo que hace que sea muy difícil encontrar un comprador o un inquilino sin un buen plan de marketing inmobiliario.

¿Pero qué debe tener un plan de ventas para ser efectivo?

Cada inmobiliaria tiene su propio sistema. No obstante, existen algunos imprescindibles que deberías tener en cuenta.

El primero de ellos es la fotografía. No aceptes fotografías echas con un móvil o de mala calidad. Exige un reportaje fotográfico profesional.

Sin unas buenas fotografías de tu vivienda, va a resultar muy complicado destacar tu propiedad frente a todas las demás.

La segunda condición para que un plan de ventas funcione, es la preparación de la vivienda.

Este paso, también conocido como Home Staging inmobiliario, es muy importante en viviendas sin muebles o muy desactualizadas.

Un plan de marketing inmobiliario que incluya fotografías profesionales y Home Staging, puede suponer para ti un incremento en el precio final de venta y una reducción considerable del tiempo necesario para encontrar a un comprador o inquilino.

8.Asesoramiento Hipotecario

Más de la mitad de potenciales compradores que ahora mismo están buscando una vivienda como la tuya, van a necesitar hipoteca.

Por eso es tan importante que la propia inmobiliaria sea capaz de asesorar y ayudar a esos compradores con la financiación.

Algunas inmobiliarias incluyen el asesoramiento financiero entre sus servicios. Otras no, pero colaboran con empresas especialistas.

Sea como sea, es un aspecto a tener en cuenta a la hora de decidir.

9. Contrato o Nota de Encargo

Mucho se ha hablado de la Nota de Encargo o contrato de intermediación inmobiliaria. Sobre todo porque algunos propietarios y propietarias desconfían.

Si es tu caso, déjame decirte que una inmobiliaria profesional nunca trabajará sin antes firmar un contrato contigo. Y tú no deberías trabajar con una agencia con la que no hayas firmado nada.

Te contaré por qué.

La nota de encargo demuestra que has autorizado a esa empresa a promocionar tu vivienda, a llevar visitas y a publicar fotografías.

Si pasara algo, la nota de encargo es el único documento que demuestra tu relación con esa empresa.

Por otro lado, la nota de encargo es la confirmación escrita de las condiciones acordadas con la inmobiliaria que acabas de contratar.

Deberían constar aspectos tan importantes como la duración del contrato, el precio de venta acordado o los honorarios de la agencia.

Imagina que la agencia inmobiliaria incumpliera alguno de los acuerdos. Si no tienes un contrato firmado por ambas partes, te va a resultar imposible reclamar.

Por estos y otros motivos, es imprescindible que firmes siempre una nota de encargo.

Te aseguro que en la mayoría de los casos, los problemas no llegan por firmar un contrato, sino por elegir mal la agencia.

Deja un comentario