¿Por qué mi piso no se vende? (Especial propietarios)

¿Por qué mi piso no se vende? (Especial propietarios)

¿Por qué mi piso no se vende?

Si te estás preguntando por qué no se vende tu piso aún siendo el más bonito del barrio, el más grande o el que mejor vistas tiene, este artículo puede darte alguna pista y ayudarte a conseguir mejores resultados.

Lo primero que debemos diferenciar es si estás vendiendo tu piso de particular a particular, o si por el contrario, es una agencia inmobiliaria la que se encarga.

Vendiendo mi piso como particular

Primer paso: Revisa los precios de tu zona

Seguramente, al poner tu piso a la venta, analizaste los precios de los pisos que se venden a tu alrededor y comparando las características estableciste el precio de venta al que tienes anunciado tu piso. Exactamente lo mismo que harías si quisieras calcular el precio de alquiler.

Lo hiciste bien, sólo que el precio de la vivienda sufre variaciones cada pocos meses por lo que es bueno volver a repetir el ejercicio de comparar tu piso con los que se venden cerca de ti al menos una vez cada tres meses.

Es posible que el precio medio haya subido, aunque si no estás recibiendo llamadas ni visitas, puede deberse a que se hayan vendido otros pisos a precios inferiores y el precio medio haya bajado. En ese caso deberías ajustar tu precio a la nueva realidad y de ese modo volver a despertar el interés de nuevos compradores.

Si no puedes ajustar el precio por algún motivo (por ejemplo porque tienes que cancelar una hipoteca), quizás debas retirar tu piso de la venta un tiempo y volver  a intentarlo más adelante.

Segundo paso: Comprueba si se ha construido Obra Nueva

Este es un factor que influye directamente en la venta de viviendas de segunda mano. Estamos en un momento en el que se vuelve a construir. Además, muchas promociones de obra nueva se están vendiendo a precios realmente competitivos.

Puede que uno de los motivos por los que tu piso no se ha vendido aún sea que existe oferta de Obra Nueva en la zona ( o cerca ) que está atrayendo todo el interés de los posibles compradores.

Tercer paso: Estado de la vivienda

Mi piso no se vende

El aspecto de tu vivienda es muy importante.  Haz click en el siguiente enlace si quieres saber más sobre cómo preparar tu propiedad para  vender en menos tiempo  y a mejor precio.  

Jugar con los colores, con la luz  o evitar el exceso de elementos decorativos son pequeños cambios que pueden ayudar a que las personas que visiten tu vivienda acaben interesándose por ella.

Cuarto paso: Los anuncios

Revisa tus anuncios. Puede ser que publiques un anuncio en alguno de los portales inmobiliarios gratuitos más visitados de internet como fotocasa.com o idealista.com y y te olvides de él.

Mantenlo siempre actualizado, cambia algunas palabras de vez en cuando y cuida las fotos.

Los potenciales compradores deciden si un piso les interesa o no en pocos segundos. Miran el precio, leen rápidamente la descripción y centran su atención en las fotografías. Si puedes, incluye algún vídeo siempre que sea de buena calidad.

Ten siempre presente que vender un piso online tiene muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes.

Quinto paso: La documentación

Ten toda la documentación al día. La compra de una vivienda de segunda mano es un momento muy importante para cualquier persona y requiere que transmitamos confianza y seguridad.

Vendiendo mi piso con una agencia (o varias)

Primer paso: Reduce al máximo el número de inmobiliarias

Puede parecer que conseguirás el efecto contrario pero, cuando tu piso lo enseñan muchas agencias inmobiliarias pierde atractivo.

En cambio, si tu piso sólo lo gestiona una agencia, la propiedad adquiere protagonismo, puedes controlar mejor la gestión que se está haciendo y en caso de negociación, la agencia tendrá herramientas para conseguir un mejor precio.

Segundo paso: Mantén el contacto con la agencia o agencias

¿Te ha pasado alguna vez?  Una agencia inmobiliaria muestra todo el interés del mundo por tu propiedad el primer día y luego no recibes noticias suyas durante largo tiempo. Incluso inmobiliarias que trabajan con contrato de exclusividad.

En nuestra agencia mantenemos reuniones cada 15 días con cada propietario para informarle acerca de las novedades en la gestión, bien sea de forma presencial o con una llamada telefónica.

Tercer paso: Comprueba que el precio es el mismo en todos los anuncios

Es habitual, sobretodo al trabajar con varias agencias del sector inmobiliario, que existan diferencias en los precios publicados. Aunque estas diferencias sean pequeñas, es algo que puede generar desconfianza en los compradores.

Asegúrate que todos los anuncios se muestran al mismo precio y que los honorarios de las agencias están incluidos en ese precio.

Cuarto paso: Cuida la calidad de tus anuncios

Tú no eres profesional, así que si tus anuncios no tienen la mejor calidad es algo totalmente comprensible. Una agencia no tiene excusa. Asegúrate que las fotografías sean profesionales, que las descripciones llamen la atención y que tus anuncios ocupan las primeras posiciones.

A lo mejor no estás recibiendo suficientes visitas porque los anuncios no son atractivos y no consiguen atraer a los potenciales compradores.

Quinto paso: Contrata una agencia local

Si hay algo que te puede aportar una agencia inmobiliaria es información. Nuestra oficina de Esplugues de Llobregat vende una media de 5 pisos mensuales. No lo digo por “fardar”, sino porque eso nos permite conocer a fondo el mercado, el perfil o perfiles de los compradores de la zona y el precio real al que se está vendiendo.

En este link puedes solicitar una valoración gratuita y descubrir a qué precio vender tu vivienda. Promoción válida  totalmente en Esplugues de Llobregat, Sant Just, Sant Joan Despí, Cornellà y Terrassa.

Confiar en el asesoramiento de tu agencia puede ayudarte a vender tu vivienda en menos tiempo y a mejor precio y tu deberías aprovecharte de ello, ¿no crees?

Deja un comentario